Fórum de debate

Modelo sanitario

Autores: Josep Maria Via Redons, Rafael Bengoa Rentería, Joan Berenguer Maimó, José Augusto García Navarro i Olga Pané Mena.

07/01/2021

Desde la perspectiva de las ciudades, de las administraciones municipales, de las entidades ciudadanas y de los propios ciudadanos, cualquier aspecto del sistema de salud y del modelo sanitario, les afecta y les concierne. Ya sea la atención primaria de salud, la salud pública y comunitaria o la atención hospitalaria, en especial en las ciudades que cuentan con estos equipamientos.

La pandemia provocada por el coronavirus ha puesto de manifiesto de forma cruenta: la necesidad de integrar las residencias de mayores en un continuum asistencial sociosanitario.

En general, la población desconoce que las residencias de mayores, desde su origen hace décadas, fueron concebidas como recursos sociales sustitutivos del hogar y no forman parte del Sistema Nacional de Salud. Nacieron para cuidar, no para curar.

El 85% de mortalidad por la COVID-19 se ha producido en mayores de 70 años y el número de decesos en las residencias ha sido elevado.

Si la –inexistente– integración sociosanitaria de las residencias en el sistema nacional de salud pública ya era una laguna preocupante, la COVID-19 la ha transformado en una prioridad absoluta. La solución que deberá adoptarse para prestar atención sanitaria integrada con la social en residencias deberá contemplar, entre otros, protocolos de derivación claros a hospitales de agudos, hospitales de cuidados intermedios y cualquier otro recurso asistencial existente, además de integrar –digitalmente– la historia social y la historia clínica.