Fórum de debate

La farmacia en el marco de una sociedad cuidadora

El foro de debate impulsado por la Fundación Mémora tiene como objetivo “debatir y reflexionar de forma ordenada para ayudar a los municipios y a la sociedad en general sobre cómo se puede y debe evolucionar hacia una sociedad cuidadora”.

En este contexto, la farmacia, en cualquiera de sus modalidades de ejercicio, tiene una oportunidad de aportar su visión y sus características propias al conjunto de la reflexión.

Ética de la justicia y ética del cuidado

Centrándonos en el caso concreto de la farmacia, sus códigos éticos están muy centrados en principios: beneficencia, justicia, etc., así como en “lo que
se debe hacer”: principios deontológicos (del griego deon, deber). Son códigos basados en aspectos racionales en los que el profesional se compromete a beneficiar y no perjudicar. En cambio, los aspectos emocionales no se tienen demasiado en cuenta.

Por ello, existe la necesidad de complementar esa ética con la ética del cuidado, donde se puede tener como referencia la oración de Maimónides: “Haz que vea en el paciente un compañero en el dolor”.

En el caso de los profesionales sanitarios, su voluntad de infundir seguridad en el paciente, a menudo le obliga a no exteriorizar su propia vulnerabilidad y que esto pueda condicionar, a la larga, su actuación como persona. Por lo tanto, desde el convencimiento de que todos somos cuidadores y recibimos cuidados, se podría reformular la regla de oro clásica como “cuida a los demás como te gustaría que te cuidaran a ti”.

Al evolucionar hacia el concepto de “sociedad cuidadora”, es fundamental que los ciudadanos sean conscientes de que la asunción del cuidado no puede ser meramente institucional (por ejemplo, leyes de dependencia), o una obligación transferible por contrato (cuidadores asalariados), sino también un deber de cada ciudadano y de cada profesional en su ámbito de actuación. En definitiva, un valor a aportar más allá de lo puramente técnico e instrumental.