Innovación

La Fundación Mémora proporciona apoyo psicológico a los profesionales de la salud, servicios sociales y empleados a través de un servicio telefónico gratuito

Nos encontramos en un momento crítico de la respuesta mundial al COVID-19, necesitamos que todo el mundo se implique en este esfuerzo masivo por preservar la seguridad del mundo.

Director General de la Organización Mundial de Salud (OMS), Dr. Thedros Adhanom.

Conscientes del actual escenario laboral en que se encuentran los profesionales sanitarios y de los servicios sociales ante la epidemia del coronavirus, y con el propósito de reforzar y aportar valor, Mémora, con la colaboración de la Fundación Salud y Persona, ha activado un servicio telefónico de apoyo emocional de forma gratuita para todos los profesionales de estos sectores que están trabajando en primera línea. Adicionalmente, este servicio también está disponible para los propios profesionales de la compañía, los funerarios, ya que ellos son el último eslabón de esta cadena de atención a la ciudadanía. Finalmente, Mémora ha reforzado su servicio telefónico de soporte emocional al duelo para las familias.

Los especialistas en Salud Mental apuntan que la ansiedad, la angustia o el miedo son sentimientos y emociones que surgen en situaciones de estrés. Por ello, la función de este servicio es ayudar a prevenir, atenuar y aprender a gestionar estos episodios de estrés. La labor de escucha activa y soporte la realizan un equipo de psicólogos y especialistas de la Fundación Salud y Persona, una entidad sin ánimo de lucro especializada en proporcionar servicios de salud emocional a las empresas.

Según Serafín Romero, Presidente de la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) “el personal médico, junto con el resto de profesiones sanitarios, es uno de los colectivos más movilizados y que actualmente se someten a largas jornadas laborales que están produciendo un desgaste físico y emocional importante en ellos”. En un escenario de gravedad creciente este servicio telefónico es una iniciativa dirigida a paliar y ayudar a los profesionales a sobrellevar esta sobrecarga emocional.

Consejos para gestionar el estrés

El Consejo General de la Psicología de España (COP) ha recomendado que los sanitarios deben tener acceso a profesionales de la salud mental para “trabajar con ellos en este tipo de situaciones desde el nivel mínimo -hablar cuando necesitan parar- hasta en situaciones de ansiedad”.

Para ello se han elaborado una serie de recomendaciones:

  • Hay que hacer paradas. Cuando uno está desbordado, aunque sea paradójico, se debe parar. El experto señala que “cada dos horas es bueno hacer un descanso de diez minutos”.
  • Hay que realizar actividades que ayuden a la relajación para despejar la mente, desconectar y volver a la actividad “con mayor energía y concentración”.
  • Comer y dormir para tener un buen estado físico. «Hay que preservar la salud psicológica y eso tiene que ver con el cuerpo también”.
  • Reconocer los límites. Siguiendo las directrices del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el profesional tiene que ser consciente de que puede sufrir estrés.
  • Se debe trabajar los síntomas y las respuestas mentales que el cuerpo genera.
  • Los centros tienen que disponer de recursos de autoprotección. Saber que se dispone de los recursos materiales indispensables como guantes, mascarillas, desinfectantes.

Mémora amplía las medidas de seguridad preventivas frente al COVID-19

Frente a la excepcionalidad del contexto actual y en línea con medidas adoptadas en las últimas horas por diversas comunidades autónomas, Mémora ha tomado la decisión, a fecha de 21 de marzo de 2020, de restringir el acceso al público en todos sus tanatorios. Con la premisa de velar por la seguridad de las propias familias y los profesionales de la compañía, Mémora restringirá el acceso a sus instalaciones a sólo la familia más cercana del fallecido. Con la voluntad de ofrecer el mejor servicio y comprendiendo la importancia que el momento de despedida representa para los familiares, Mémora permitirá la presencia de un círculo reducido de allegados en el velatorio con un límite de tiempo de 30 minutos, con el objetivo de reducir aglomeraciones y colaborar en la prevención de potenciales contagios. No se realizarán ceremonias ni velatorios de ningún difunto.

La compañía continuará prestando con normalidad los servicios de entierro e incineración de todos los difuntos, tanto los fallecidos por COVID-19 como por otras causas, ya que en ningún caso suponen un riesgo para las familias o los profesionales.

Teléfonos gratuitos para los mayores confinados por el coronavirus

Diferentes asociaciones ofrecen escucha activa para los más de 2 millones de mayores de 65 años que viven solos. Además de ser una de las poblaciones más vulnerables y afectadas por el coronavirus, la situación está siendo especialmente difícil para las personas mayores de 65 años que viven solas, que son alrededor de dos millones en nuestro país. Por ello, distintas asociaciones han puesto en marcha iniciativas que pasan por habilitar teléfonos gratuitos para los mayores que quieran hablar y ser escuchados.

  • La asociación Nagusilan (@NagusilanDonos) ha reforzado su servicio Hilo de plata, un teléfono gratuito de acompañamiento a personas mayores en situación de soledad.
  • La Fundación Alares (@FundacionAlares) ha puesto en marcha una campaña nacional, enmarcada en el programa Ilumina una vida, para combatir los efectos colaterales del coronavirus, como el aislamiento, la soledad y el abandono de las personas mayores afectadas por la enfermedad. Todas las llamadas son anónimas y son atendidas por profesionales, en su mayoría voluntarios psicólogos y terapeutas, que «saben la importancia de mantener la comunicación, y ofrecer una voz amiga» a las personas en situación de soledad y estrés.
  • El Teléfono de la Esperanza, que sigue manteniendo el servicio de orientación telefónica a través de los distintos teléfonos provinciales y autonómicos.
  • Amigos de los Mayores ha adaptado su actividad y sus comunicaciones con el objetivo de dar el máximo apoyo posible a las personas mayores.