Innovación

Como los expertos del sector sanitario se enfrentan a los nuevos retos asistenciales de los pacientes

Según un informe de la Comisión Europea sobre el State of Health in the EU, España lidera el ranking de longevidad a nivel europeo y a nivel mundial, muy vinculado también a la reducción de la tasa de natalidad en el país durante las últimas décadas. Como consecuencia, los retos socio-sanitarios y asistenciales a los cuales se enfrentan los profesionales del sector son cada vez más desafiantes desde el punto de vista de las necesidades de los pacientes y las familias por recibir la mejor atención posible.

En este contexto, instituciones y empresas se han comprometido para trabajar en el desarrollo de nuevas estratégicas que respondan y se adapten a las necesidades reales de la sociedad actual, cumpliendo con el objetivo de ofrecer una experiencia asistencial centrada en el bienestar de las personas.

La Fundación Mémora tiene como misión concienciar a la sociedad sobre estas problemáticas sociales que derivan del reto demográfico actual, y por este motivo el pasado 5 de febrero organizó, junto con el Hospital San Juan de Dios de Tenerife, la jornada “Retos del siglo XXI de la atención sociosanitaria al final de la vida”. El encuentro también contó con la participación de la Orden Hospitalaria, el Hospital Candelaria, la Obra Social de La Caixa, la Fundación Víctor Grifols, la Universidad de La Laguna, el Hospital Universitario de Canarias y el Hospital de La Palma.

En la jornada se abordaron los retos de la atención sociosanitaria en el proceso de final de vida desde diferentes ópticas: la ética, la formación de los profesionales sanitarios y la provisión de servicios para dar una atención adecuada a las personas y las familias que viven un proceso de final de vida.

Joan Berenguer, director de la Fundación Mémora, actuó como moderador de la jornada, y se refirió a la importancia de realizar este tipo de encuentros para dar visibilidad a una realidad muchas veces olvidada. Asimismo, destacó la labor fundamental y meritoria que llevan a cabo los profesionales sanitarios en el acompañamiento durante todo el proceso de final de vida de una persona.

El panorama del envejecimiento y de la cronicidad durante las próximas décadas en España exigirá un cambio hacia un modelo sociosanitario centrado en el paciente con un enfoque integral, multidisciplinar y coordinado

Otra de las participantes, Núria Terribas, directora de la Fundación Grifols, manifestó que “el panorama del envejecimiento y de la cronicidad durante las próximas décadas en España exigirá un cambio hacia un modelo sociosanitario centrado en el paciente con un enfoque integral, multidisciplinar y coordinado” para poder atender necesidades diversas y complejas que a la vez respeten la autonomía y valores vitales de las personas mayores. Un aspecto fundamental de este nuevo enfoque socio-sanitario será entender la necesidad de establecer una red de colaboración conjunta entre entidades que ayuden a implementar medidas que extiendan la responsabilidad del cuidado de la vida a todos los ámbitos y a todas las partes que conforman la sociedad.

Sin embargo, más allá de las cuestiones organizativas, estructurales y funcionales, el gran reto será garantizar la dignidad de la persona en proceso de enfermedad, envejecimiento o soledad no deseada, así como, el acceso a derechos como la información, la privacidad, la asistencia integral, comprendiendo que la persona es la protagonista durante todo el proceso.