Ciudades

España dispone de 185 municipios adheridos a la red de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores

En el año 2020, por primera vez en la historia, habrá más personas de 65 años que menores de 25. Esto significa que tendremos una sociedad envejecida con muchas enfermedades crónicas y muchas personas vulnerables que viven solas en sus casas.

Maite Pozo, Coordinadora del proyecto Ciudades Amigables del Imserso, nos da su visión sobre si España está preparada para afrontar las necesidades que supone la realidad demográfica actual.

España, por ejemplo, tiene una de las esperanzas de vida más altas del mundo y se sitúa en los 83,3 años (los hombres 80,4 y las mujeres 86,2). Actualmente, el 19,1% de la población, es decir, unos 9 millones de personas tienen 65 años o más. De hecho, las previsiones para 2050 apuntan a que más del 30% del total de la población (cerca de 13 millones) serán mayores de 65 años. Y, más concretamente, habrá unos 4 millones de personas que superarán los 80 años.

El cambio demográfico no se reduce a una cuestión meramente estadística. Implica una reconfiguración de la organización social y económica, tanto en el entorno urbano como en el rural. Es necesaria una respuesta desde las administraciones públicas, junto con otros actores sociales, con especial énfasis en los colectivos de mayores. Ante este reto demográfico, la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2005, durante el XVIII Congreso Mundial sobre Gerontología en Río de Janeiro, Brasil, concibió el proyecto de crear una red mundial de ciudades y comunidades adaptadas a las personas mayores.

En España fue en el año 2011 cuando desde el Imserso se llegó a un acuerdo con la OMS para fomentar la red de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores, dentro de su estrategia de envejecimiento saludable. Una apuesta de la OMS que culminará el 1 de octubre de 2020, cuando dará comienzo la década del envejecimiento saludable 2021-2030.

En 2011 el Imserso llegó a un acuerdo con la OMS para fomentar la red de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores

¿Qué es una ciudad amigable? Se trata de una comunidad en la que las políticas, los servicios y las estructuras relacionadas con el entorno físico y social de la ciudad se diseñan y reorganizan para apoyar y permitir a las personas mayores vivir dignamente, disfrutar de una buena salud y continuar participando en la sociedad de manera plena y activa. La OMS dirige este proyecto a todos los ayuntamientos interesados en promover el envejecimiento activo, mejorando sus entornos y servicios e incorporando esta perspectiva en la planificación municipal.

Actualmente más de 1.000 ciudades de 42 países del mundo se han unido a una red, de la que en España ya forman parte 185 municipios.