Fórum de debate

El médico y los cuidados

Autores: Albert Ledesma, Jordi Amblàs, Emilia Civeira y Julio Gómez.

18/11/2020

Tradicionalmente, el cuidado de las personas ha recaído en el grupo familiar y sólo en caso de enfermedad aparece la figura del médico como sanador. Eventualmente, solo instituciones o personas motivadas por causas solidarias, caritativas o por voluntad propia colaboraban o asumían el cuidado de personas, siempre de forma altruista. Existía una norma social no escrita que hacía del cuidar un valor individual, social o comunitario consolidado y sólido.

La labor de cuidar se adjudicó de forma casi exclusiva a la mujer, como madre, hija o esposa, sin que se pusieran en duda los roles intrafamiliares hasta hace unas décadas.

La adquisición y el ejercicio de derechos fundamentales, especialmente entre las mujeres, la igualdad de oportunidades, etc. han cambiado nuestra sociedad y la estructura y funciones de la familia. Todos estos cambios se han producido sin dar una respuesta adecuada y consistente a muchos retos: la conciliación, el cuidado de las personas con dependencia o necesidades de atención compleja, etc.

La incorporación del estado en la tarea de cuidar, vuelve a generar una segregación del rol de curar y el cuidar dejando a los profesionales de la medicina y a las personas más vulnerables en una “tierra de nadie” llamada espacio sociosanitario.

Hacia un nuevo concepto de la atención médica

El rol del médico como sanador persiste y persistirá, pero no será el rol predominante, ni el más importante. En la sociedad actual se espera más allá de la capacidad de diagnosticar y tratar dolencias concretas. En estos momentos, resulta trascendente incorporar una mirada más holística, que tome tanto en consideración las enfermedades más graves, como las necesidades más esenciales de las personas.